Vida espiritual

Una invitación a la renovación de la pasión apostólica

Aunque viva rodeado de tinieblas espirituales, en medio de una nación pecadora y en profunda crisis moral, económica y social; aunque usted mismo se sienta impotente, adormecido, vacío y casi muerto ante esta realidad, aun así, puede aspirar y tener una poderosa y refrescante experiencia con Dios que le llevará a su propia purificación, y a la santificación, que lo unirá a la pasión apostólica, a la misión redentora de reconciliar al mundo con Dios.

El problema

El problema no son las tinieblas, el problema somos nosotros. Usted y yo somos la luz y cuando la luz ilumina, las tinieblas huyen. Estamos en tinieblas porque las luces de los hijos de Dios no alumbran o no tienen suficiente intensidad para que se disipen las tinieblas.

Jesucristo dijo claramente que sus seguidores eran la luz del mundo (Mt. 5: 14-16). Él llamó a sus discípulos a influir con los valores del reino la vida del mundo que le rodeaba. Ellos son los que revelan el carácter del Dios verdadero a los hombres. No se esconden, sino que se hacen visibles con hechos concretos para poder influir con la verdad a los que le rodean.  El apóstol Pablo hizo esta invitación: ¡Vivan como gente de luz! porque esa luz produce lo bueno, lo correcto y lo verdadero (Ef. 5: 8-9)! Otra vez desafía: “…brillen como gente radiante en un mundo lleno de gente perversa y corrupta” (Fil. 2: 15).

Cada uno de nosotros puede influir mucho más en la sociedad para detener la decadencia moral y disipar la oscuridad que nos rodea. Esto requiere mejorar la calidad de nuestro seguimiento a Cristo y avanzar hacia una ubicación estratégica en la ciudad donde podamos influir en otros.

Manteniendo la llama encendida

Otro problema es que no cuidamos el fuego interior, es decir, no atendemos la “tarea de la vida espiritual” que consiste en mantenernos vivos, encendidos, poderosos en el poder del Espíritu Santo. Hay que confiar que todo hijo de Dios obediente tiene la presencia permanente del Espíritu Santo en su vida (Jn. 14: 15-17; Hch. 1: 8; Gá. 5: 16-26; Ef. 5: 18-21). Hay que confiar que la presencia del Espíritu tiene como fruto el amor, la paz y el poder para mantener a raya el pecado. La vida en el Espíritu produce una vida creativa, útil y de testimonio valiente de Cristo. Encuentra la clase de vida que influye en otros alimentando el fuego del Espíritu todo el tiempo.

Manteniendo la llama de la pasión apostólica encendida
«Manteniendo la llama encendida»

Reavivando la pasión apostólica

Y, por último, necesitamos salir del atascamiento y reavivar la pasión apostólica. Esto significa asumir nuestra identidad de personas “enviadas” por Dios al mundo. La palabra “apóstol” señala a una persona enviada por Dios. Cada uno de nosotros los que conformamos la comunidad de los discípulos de Cristo somo una iglesia apostólica, una iglesia enviada para cumplir la misión liberadora de Dios en el mundo (Mt. 28: 19; Jn. 20: 21; Hch. 1: 8; 1 Pe. 2: 9).

El llamado

Ahora, está misión no se puede hacer sin compromiso, sin fervor, sin pasión. Dios nos exhorta:

“No sean nunca perezosos, más bien trabajen con esmero y sirvan al Señor con entusiasmo”

Ro. 12: 11

Necesitamos “desear intensamente” hacer la voluntad de Dios. Sin entusiasmo no se puede hacer nada. Ahora más que nunca deben arder nuestros corazones por la salvación de los perdidos y porque un día veamos una multitud de personas de todas las naciones, pueblos y familias de la tierra glorificando a Dios (Ap. 7: 9-11). Necesitamos abandonar nuestra indolencia por las personas que nos rodean y activar todas nuestras facultades y recursos para que las personas conozcan a Cristo. Esto requiere pagar el precio que sea necesario, como sacrificar todo lo que amas, por concentrarte en los propósitos de Dios aquí y ahora. Cultiva tu intimidad con Cristo para que él te conduzca hacia la visión apostólica y hacia las decisiones que solo apunten a la gloria de Dios y no solo hacia tus propios planes egoístas.  ¡Anímate hermano (a) es hora de anunciar la salvación!

Publicaciones similares

Suscríbete
Notificarme de

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos encantaría leer tus comentarios. Por favor comenta.x
()
x
  • Registrarse
Lost your password? Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.